EL PERÍODO NEOLITICO La Revolución Neolítica Hace más o menos unos 10.000 años se inició lo que muchos  historiadores llaman “la revolución neolítica”, ya que implicó el  primer periodo de cambios verdaderamente radicales en la historia de  la civilización humana. El término Neolítico significa “piedra nueva”,  con lo cual se hace referencia a la nueva técnica que se utilizó en este periodo: pulir la piedra en vez de tallarla. La piedra pulida produjo  mejores utensilios que aquellos de las piedras labradas toscamente del  Paleolítico. Observa las imagenes de la derecha.  Ubicación del Neolítico en la Historia Si bien varios pueblos en diferentes partes del mundo experimentaron  este proceso, todo comenzó en la región que se extiende desde el  valle del Nilo y el Mediterráneo oriental, incluyendo Siria e Irak, hasta  la meseta irania y el valle del Indo. Lo que habitualmente se conoce  como “la Media luna fértil” (que puedes verla en el mapa que aparece mas abajo)  Veamos entonces cuales fueron esos “cambios radicales”:  Agricultura Durante este periodo es que se dio la primera revolución que  transformó la economía humana: el control del ser humano sobre su  propio abastecimiento de alimentos. Los humanos comenzaron a  sembrar, a cultivar y a mejorar por selección algunas plantas y  arbustos comestibles.  La recolección seguramente dio lugar a la agricultura, ya que  seguramente la experiencia enseñó a las mujeres, que fueron las  principales recolectoras, la conveniencia de arrojar algunos granos al  suelo para que allí se reproduzcan.  Más adelante sin dudas se descubrió la utilidad de arrancar o cortar las demás plantas y de depositar los granos en la tierra. Durante mucho  tiempo, el agricultor contó únicamente con la estaca y la azada como  instrumentos labranza. El trigo y la cebada, eran hierbas silvestres que  el hombre poco a poco fue domesticando; estos dos cultivos fueron el  fundamento de la economía durante el neolítico ya que constituyen un alimento nutritivo, se les puede almacenar con facilidad, su  rendimiento es relativamente  elevado, y se les cultiva con cierta  facilidad.   La producción de alimentos  tampoco sustituyó  completamente a la caza y la  recolección.  Domesticación de animales  Al no saber a ciencia exacta como  el hombre fue domesticando poco  a poco algunos animales salvajes,  vamos a permitirnos realizar nues-  tra propia hipótesis: con los datos  que poseemos fácilmente podemos  suponer que el cazador al matar  una hembra que tuviera cria, es  seguido por esta y alimentada  luego por el hombre en la vivienda.  Seguramente con el tiempo descu-  brió  la utilidad de tener a los  animales cerca de la vivienda.  Por su parte, el agricultor segura-  mente también tuvo la oportunidad  de agregar a su familia algún cachorro aislado e incluso restos de  rebaños o manadas completas.   Se dio cuenta entonces de la ventaja de tener un grupo de estos  animales rondando en las cercanías de su vivienda, como una reserva  de caza que podía usar con facilidad. De este modo, el ser humano  conoció los beneficios de la domesti-cación de ciertos animales. Los animales domesticados no solo le sirvieron al hombre para no  tener que trasladarse para cazarlos también los utilizaron con otros  fines además del alimentarse de ellos,  por ejemplo: el estiércol como  fertilizante, el pelo de cabras y la lana de oveja para los tejidos, su  uso para tiro y carga. La cría de ganado dio al hombre el control sobre su propio  abastecimiento de alimentos, tal como lo hizo también la agricultura.  Los primeros animales domesticados no eran muy variados: perros,  ganado vacuno, ovejas, cabras y cerdos.  Aumento de la población Solamente después de la revolución neolítica fue cuando nuestra  especie comenzó realmente a multiplicarse con toda rapidez. La  introducción de una economía productora de alimentos afectó, como  una revolución, a las vidas de todos los involucrados en ella lo  bastante para reflejarse en la curva de la población.  La industria básica era la agricultura mixta; además del cultivo de  cereales, criaban animales para emplearlos como alimento.  Excedente de producción La producción de alimentos, aún en su forma más simple, proporcionó  la oportunidad para la acumulación de un sobrante. El rendimiento de  los cultivos y de los rebaños pronto superó las necesidades inmediatas  de la población. Así se inició el almacenamiento de grano y el  conservación del ganado. El sobrante ayudará a las comunidades a superar las dificultades en las  malas épocas, formando una reserva para los periodos de sequía y de  pérdida de cosechas. Servirá como apoyo para el crecimiento de la  población. Además de ello el excedente pudo constituir una base para un tipo de  comercio rudimentario: el trueque.    PREHISTORIA Comprender la Historia COMPRENDER LA HISTORIA Web de apoyo al curso Una etapa intermedia: EL MESOLITICO Cuando hablamos de Mesolítico básicamente nos estamos refiriendo a una etapa de transición entre los dos grandes periodos de la Prehistoria (Paleolítico y Neolítico). Como ya hemos estudiado, cuando un grupo de personas llegaba a un lugar con abundantes recursos indispensables para la vida (frutos para recolectar, animales para cazar, abundante agua dulce, etc.), se quedaban en él hasta agotarlos para luego migrar hacia otro lugar y así sucesivamente. Pero algunos lugares eran tan fértiles que no llegaban a agotarse por completo, por lo cual se establecían campamentos más duraderos. Podemos decir que el hombre comenzaba lentamente a hacerse sedentario. Si bien este tipo de parajes podemos encontrarlos en varias partes del mundo, los mas conocidos son los que se identifica- ron en Egipto en el Norte de África hace unos 19.000 años, los de la costa oriental del Mediterráneo (hoy Palestina) hace unos 15.000 años, y los de Mesopotamia hace unos 13.000 años UNA DIFERNCIA IMPORTANTE ENTRE PALEOLITICO Y NEOLITICO RADICA EN LA FORMA EN QUE SE TRABAJABA LA PIEDRA EN EL PALEOLITICO LA TECNICA UTILIZADA FUE EL TALLADO: EN EL NEOLITICO LA TECNICA UTILIZADA FUE EL PULIDO: Puedes hacer clic en las imagenes para observar sus diferencias El excedente producido por la domesticación de animales y plantas permitió una división de las tareas que dió como resultado que algunas personas pudieran dedicarse a otras actividades: Alfarería Una característica de las comu-  nidades neolíticas fue la fabri-  cación de utensilios de arcilla. Esta nueva industria tuvo impor-  tancia para el pensamiento hu-  mano y para el comienzo de la  ciencia. La fabricación de obje-  tos de alfarería es, tal vez, la  primera utilización consciente  de una transformación química.  Su realización, aún en su forma  más simple, implicaba la apre-  ciación de varios procesos dis-  tintos y la aplicación de todo un  conjunto de descubrimientos.  Por otro lado, las vasijas permi-  tieron almacenar alimentos y  hacer viajes más largos con pro-  visiones de comida y bebida.  Tejidos Entre las ruinas de las poblacio-  nes neolíticas primitivas de  Egipto y del Cercano Oriente se  encontraron los primeros indi-  cios de prendas tejidas  .Estas prendas de vestir fabrica-  das con tejidos de lino, y des-  pués de lana, empiezan a com-  petir con los vestidos de piel, en la protección contra el frío y el  sol. Esta práctica no sólo requirió el  conocimiento de materiales es-  peciales, como el lino, el algo-  dón y la lana, sino también la  cría de determinados animales y  el cultivo de plantas especí-  ficas.   Es en el período neolítico que se inventó uno de los grandes  triunfos del ingenio humano: el  telar, una pieza de maquinaria   compleja para su tiempo así  como fundamental para tejer.  La “Media Luna Fértil” Migrar: Emigrar, cambiar lugar de residencia. Sedentario: Comunidad que vive asentada en un lugar. Excedente: Sobrante, excede lo previsto. Revolución:Conjunto de cambios radicales que modifican las estructuras de la sociedad. Pueden ser violentas o pacíficas, así como, lentas o rapidas. Radicales: Fundamental que se produce de forma total. Labranza: Cultivo de los campos. Trueque: Cambiar una cosa por otra.